jueves, 6 de diciembre de 2018

Pollo a la cerveza con aceitunas #crockpot

entre col y col, beluga

Para quien no lo haya probado nunca podría resultar un poco extraño usar la cerveza en un guiso, pero es un recurso que suelo olvidar y, además de ser algo muy socorrido, da un resultado excelente. 
Quería preparar un par de cuartos de pollo de una forma diferente y, a la vez, fácil y sin complicaciones, por lo que no hay verduras troceadas en este plato, aunque se pueden añadir si se dispone de un poco de tiempo. Habría que echarlas encima del pollo y, si se puede, saltearlas en una sartén para que no queden muy cocidas. Yo he recurrido a las setas y las aceitunas porque es lo que tenía a mano, pero podéis probar con otras combinaciones. Seguro que resulta tan rico como este pollo. 
Si no tenéis olla de cocción lenta el resultado no será el mismo, pero por supuesto que podéis hacer la receta en una olla convencional (el pollo estará hecho tras unos 20 minutos de cocción). Podéis saltear todos los ingredientes y luego añadir la cerveza (habrá que añadir más pasados unos minutos, en la crockpot apenas se evapora líquido).
 

Música recomendada: Fall (Lisa Hannigan, At Swim, 2016)

Ingredientes:
(2-3 raciones)

2 cuartos de pollo
1/2 lata de aceitunas negras deshuesadas
1/2 lata de cerveza
300 g de surtido de setas congeladas (si son frescas, las salteamos y añadimos 1 h antes de finalizar el tiempo)
ajo en polvo (para sazonar)
cebolla en polvo (2 cucharaditas aprox.)
pimentón de La Vera (para sazonar la piel)
salvia en polvo
pimienta blanca molida
sal
aceite de oliva virgen (para untar la crockpot)
maizena (1 ó 2 cucharaditas, opcional)


Preparación:

Pincelamos el recipiente de la crockpot con un chorrito de aceite de oliva.
Lavamos el pollo y le quitamos la piel bajo el contramuslo (podemos quitarle toda la piel).
Salpimentamos el pollo, lo sazonamos con ajo molido y lo colocamos en el fondo de la crockpot. Espolvoreamos con la cebolla en polvo y un poco de pimentón.
Echamos las aceitunas sobre el pollo.
Añadimos las setas congeladas.
Regamos con la cerveza.
Programamos 6 horas en posición "low". 
Si queremos espesar la salsa, diluímos una o dos cucharaditas de maizena en un poco de agua tibia y la añadimos a la olla, la destapamos y colocamos en posición "high" hasta que la salsa se espese. 
Yo suelo agitar un poco el recipiente, como si hiciera un pil-pil, para ayudar a ligar la salsa. He añadido una cucharadita colmada de maizena (no quería una salsa espesa y pesada). También se puede espesar la salsa en una sartén a fuego vivo, con la maizena y a fuego vivo.

Para servir sacamos el pollo con mucho cuidado porque se desprenderá la carne de los huesos. Podemos acompañar con quinoa, arroz, verduras, patatas, etc. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario