domingo, 24 de junio de 2012

Yogur natural con bífidus

entre col y col, beluga

Después de pedir una yogurtera prestada, me atreví a hacer esta receta de yogur que encontré en velocidad cuchara. En esa página se mencionaba que la receta provenía de el rincón de Bea  y ya no investigué más para saber si Bea había encontrado la receta a su vez en otro blog o si era una herencia familiar. El resultado fueron unos yogures muy cremosos y menos ácidos que los que suelo comprar. En teoría no hace falta la yogurtera, se meten los yogures en el horno caliente toda la noche y a la mañana siguiente estarán cuajados. Pero como mi horno tiene un ventilador muy potente que lo enfría rápido (y no se puede desconectar), no me fío mucho de que aguante la temperatura el tiempo suficiente.
 

En la receta original no se habla de bífidus, se trata de un yogur natural hecho a partir de un yogur natural. Pero si utilizamos un yogur con bífidus (a ser posible que caduque dentro de un mes aproximadamente, porque entonces será de fabricación reciente, y el resultado óptimo se obtiene con yogures de menos de 7 días) y la leche en polvo también contiene bifidobacterias, tendremos nuestros propios cultivos caseros. A partir de estos yogures se puede hacer más yogur, siempre procurando que no pasen 7 días desde que los hicimos.

El tiempo mínimo de fermentación es de 6 horas. A partir de 12 horas la fermentación sube y la acidez aumenta bastante, así que podemos probar hasta dar con la acidez deseada. Después tendrán que refrigerarse unas 4 horas para detener el proceso y el yogur espesará.

Música recomendada: Soul Sister (Train)

Ingredientes:
(para 7 yogures)

900 g de leche entera (yo uso semidesnatada)
100 ml de nata para cocinar (12-15% de materia grasa)
50 g de leche en polvo (la desnatada de sveltesse tiene bífidus activo)
1 yogur natural (yo uso activia de danone)

Preparación: 

Con thermomix
Ponemos en el vaso todos los ingredientes excepto el yogur y mezclamos 10 segundos a velocidad 4.
Programamos 3 minutos, 80ºC, vel. 2 1/2
Añadimos el yogur y mezclamos unos segundos a vel.3

Repartimos la mezcla en los yogures, los tapamos y los introducimos en el horno previamente precalentado a 50ºC (apagado). Dejamos toda la noche y refrigeramos unas horas antes de consumir.

Sin thermomix
Batimos todos los ingredientes excepto el yogur y calentamos ligeramente la mezcla en un cazo hasta que alcance unos 37-40ºC. 
Añadimos el yogur y mezclamos bien.
Repartimos la mezcla en los yogures y procedemos como se explica en el apartado anterior. 

Nota: si se utiliza yogurtera no es necesario calentar la mezcla.

No hay comentarios :

Publicar un comentario