domingo, 29 de julio de 2012

Fideuá

entre col y col, beluga

La fideuá es un plato que he aprendido a hacer recientemente y me gusta de él que, a diferencia de la paella, puedo tomarlo sin problema al día siguiente. Hay a quien le gusta la paella del día después, el arroz socarrat (el que se queda pegado al fondo de la paella) y los pulpitos vivos, ya sabemos que para gustos, los colores, pero un arroz hecho en su justo punto, sin pasarse de cocción, no tiene precio. Con la fideuá no tenemos este problema, los fideos tienen que quedar tiernos y con los tiempos de esta receta quedan perfectos. Como nunca había hecho la fideuá, busqué la receta en la web y luego la adapté. La receta original es de pepekitchen y, como imaginaréis, se parece a la paella en que lo importante es contar con un buen caldo de pescado. Yo suelo pedir las cabezas y espinas cuando compro pescado (aquí no es fácil encontrar morralla/pescado de roca) y las congelo, o bien preparo un caldo con bastantes espinas y cáscaras de gambas, rodajas de congrio cerrado, etc. y lo congelo. Así se tarda luego muy poco tiempo en tener preparado un arroz caldoso, una paella o una fideuá. Todo un plato de domingo.


Música recomendada: Carros de Fuego (Vangelis, 1981)

Ingredientes:
(4 raciones)
400 g de fideos gruesos (huecos)
250 g de mejillones
200 g de rape
8 langostinos 
1 calamar
2 dientes de ajo
1 litro de caldo de pescado (o algo más)
4 tomates de pera (maduros, o de lata, o 8 cucharadas de tomate triturado)
1 cucharada de pimentón de La Vera
azafrán en hebra (1/2 cucharadita) o colorante alimentario para paella
aceite de oliva
sal

Preparación:
Si no tenemos el caldo de pescado preparado, hervimos unos 300 g de pescado de roca, 1 rodaja de congrio cerrado y las cáscaras de los langostinos con un poco de cebolla en juliana, 1 hoja de laurel, unas ramitas de perejil, sal y un chorrito de aceite de oliva virgen (15 minutos es suficiente). Colamos y reservamos caliente.
En una sartén con un poco de agua abrimos los mejillones poniéndola a fuego vivo con un poco de agua. Colamos el caldo y añadimos al caldo de pescado. Quitamos las valvas y reservamos los mejillones.
Limpiamos y troceamos el rape y el calamar. Echamos un fondo de aceite en la paella (0.5 cm aproximadamente) y salteamos el pescado y el calamar, añadimos los langostinos. Lo sacamos y reservamos aparte.
En el mismo aceite doramos el ajo picado fino, añadimos el tomate en daditos (pelado, si es natural), el pimentón y el caldo caliente.
Cocemos a fuego medio unos 4 minutos y agregamos el azafrán (majado) y los fideos. Cocemos a fuego fuerte unos 5 minutos, bajamos el fuego y cocemos otros 5 minutos.
Añadimos el pescado reservado y cocemos 5 minutos.
Incorporamos los langostinos y mejillones, sal (lo probamos antes, que el caldo de pescado ya lleva sal) y dejamos cocinarse un par de minutos, lo justo para que los fideos estén tiernos.
Si vemos que queda seco durante la cocción podemos añadir pequeñas cantidades de caldo de pescado, siempre caliente.
Dejamos reposar, tapando la paella con un paño limpio, unos minutos (para que los fideos absorban todo el caldo). 
Se sirve en la paella, de la que se servirán los comensales, y podemos acompañar con un poco de alioli (se sirve aparte y cada uno se lo mezcla en el plato).

No hay comentarios :

Publicar un comentario