sábado, 7 de julio de 2012

Risotto de champiñones

entre col y col, beluga

He aquí una de las mejores formas de preparar un arroz. Ahora que se han inventado los risottos de sobre os descubriré que seguramente tardamos lo mismo en prepararlo nosotros mismos (un poquito más por limpiar los champiñones). Este es un risotto muy sencillo, la receta es del libro de thermomix, porque si hay algo con lo que el robot se sale, es con los arroces. En lugar de agua y pastillas de caldo, yo utilizo caldo de verduras, pero si no tenéis podéis usar 3/4 de pastilla de caldo de carne.


Música recomendada: I will survive (Gloria Gaynor, 1978) y hay que cantarla con orgullo.

Ingredientes:
(3 raciones)
350 g de arroz redondo
150 g de champiñones (lavados y fileteados gruesos)
1 diente de ajo
65 g de cebolla
25 g de aceite
350 g de agua o caldo de verduras
50 g de vino blanco
25 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
35 g de queso parmesano rallado

Preparación:

Con thermomix
Calentamos el aceite en el vaso, 3 minutos, varoma, vel. 1. Añadimos la cebolla y el ajo, 5 minutos, varoma, vel. 3 1/2.
Abrimos el vaso y añadimos los champiñones, 7 minutos, varoma, giro a la izquierda y vel. cuchara.
Agregamos el arroz, 1 minuto, varoma, giro a la izquierda, vel. cuchara.
Incorporamos el caldo (o agua y pastilla de caldo), el vino, sal y pimienta y programamos 13 minutos, varoma, giro a la izquierda y vel. cuchara. Si no está en su punto lo ponemos 1 o 2 minutos más, a la misma temperatura y velocidad.
En una fuente honda colocamos el queso rallado y la mantequilla y vertemos encima el arroz bien caliente. Mezclamos y servimos inmediatamente.

Sin thermomix
Calentamos el aceite en una cazuela y sofreímos la cebolla y el ajo picados finos. Añadimos los champiñones y los rehogamos unos 7 minutos, removiendo.
Agregamos el arroz y lo rehogamos un minuto. Lo regamos con el caldo (o el agua y la pastilla de caldo), el vino, sal y pimienta y llevamos a ebullición. 
Removemos de vez en cuando el arroz y probamos a los 13 minutos de cocción. Si aún no está, lo dejamos uno o dos minutos más. 
En una fuente honda colocamos el queso rallado y la mantequilla y vertemos encima el arroz bien caliente. Mezclamos y servimos inmediatamente.



2 comentarios :

  1. Mmmm parece fácil, si.. Lo intentare. I will survive!!!

    ResponderEliminar