martes, 18 de diciembre de 2012

Spekulatius

entre col y col, beluga

Estaba deseando estrenar los moldes para spekulatius que Eva y Marcos me mandaron desde Alemania. Estas galletas navideñas, de origen belga según tengo entendido, se preparan también en Alemania. Se suelen hornear el primer fin de semana de diciembre, para poder disfrutarlas durante el Adviento y las fiestas navideñas. Pero supongo que prepararán muchas, porque yo las llevé a la oficina y prácticamente desaparecieron. Son unas galletas finas, crujientes y muy aromáticas. Las especias para spekulatius se venden en Alemania en cómodos sobrecitos, pero también podemos preparar la mezcla en casa. Otros ingredientes, como el aceite de almendra amarga, podéis encontrarlos en Lidl o Aldi, en paquetes junto con otras esencias muy útiles en repostería (como en la foto más abajo).


La receta es la que venía con los moldes, que son de Tchibo, una tienda muy interesante que sirve a domicilio pero no llega aquí (todavía). También se pueden hacer sin moldes, procurando que queden finitas y crujientes.


Música recomendada: O Tannenbaum (la versión que más os guste). Si la cantáis mientras hacéis las galletas, salen mucho mejor.





Ingredientes:
(para 26-30 galletas)

90 g de mantequilla blanda
100 g de azúcar
1 bolsita de azúcar avainillado (o 1/2 tubito de esencia de vainilla)
1 huevo
3-4 de bolsita de especias para spekulatius (o 3 cucharaditas de mezcla casera*)
unas gotas de aceite de almendra amarga
una pizca de sal
1/2 limón (la piel)
1 cucharada de ron
225 g de harina
25 g de harina de maíz
50 g de almendras fileteadas

*Mezcla de especias casera para spekulatius: 8 cucharaditas de canela, 2 de nuez moscada, 2 de clavo, 1 de jengibre en polvo, 1 de cardamomo, 1 de pimienta blanca, 1/2 de macis (facultativo). Moler bien en mortero o en un molinillo de café. 



                       

     Especias para spekulatius                                                        Esencias para repostería  



Preparación:

Con thermomix
Echamos en el vaso el azúcar y la piel del medio limón (sólo la parte amarilla) y trituramos a vel. 7-9
Añadimos el huevo y batimos a vel. 4 hasta que blanquee. Incorporamos la mezcla de especias, el azúcar avainillado o esencia de vainilla, el ron y el aceite de almendra amarga. Batimos a vel. 3-4 y vamos añadiendo la mantequilla en trocitos.
Mezclamos y cernimos las dos harinas. Las añadimos al vaso junto con una pizca de sal y mezclamos con velocidad espiga hasta obtener una masa homogénea y lisa (unos 5 minutos).
Tapamos la masa y refrigeramos un día.

Sin thermomix
Rallamos la piel de medio limón. 
Batimos la mantequilla con el azúcar y el azúcar avainillado (o la esencia de vainilla) hasta que espese. Añadimos el huevo, la mezcla de especias, el aceite de almendra amarga y el ron a la masa. 
Mezclamos y cernimos las dos harinas. Añadimos la sal. Incorporamos parte de la mezcla a la masa y trabajamos añadiendo el resto hasta incorporar bien y obtener una masa homogénea y lisa. 
Tapamos la masa y refrigeramos un día.

Horneado
Sacamos la masa de la nevera con antelación (unas horas) para que se vaya ablandando.
Precalentamos el horno a 180ºC (con ventilador) o a 200ºC (calor arriba y abajo).
Rellenamos los moldes con la masa, estiramos bien (yo utilizo un film de cocina y sobre éste paso el rodillo para eliminar el exceso de masa) y espolvoreamos con las almendras fileteadas. Las aplastamos ligeramente y horneamos sobre la rejilla, en el centro del horno, durante unos 8-10 minutos, cuidando de que no se oscurezcan demasiado.
Sacamos los moldes y dejamos enfriar las galletas en ellos durante unos 3-5 minutos. 
Las desmoldamos doblando un poco las esquinas del molde o sacándolas con una espátula y las dejamos enfriar sobre una rejilla.
Para que se mantengan crujientes las guardamos en un bote hermético cuando estén bien frías. 


entre col y col, beluga
entre col y col, beluga








                                                         
  




   


              
                            
Moldes Tchibo para spekulatius                                                                La caja de galletas...

No hay comentarios :

Publicar un comentario