lunes, 2 de septiembre de 2013

Pan de ajo y orégano

entre col y col, beluga

Este pan se me ocurrió porque me encanta el pan de ajo, pero no lo había hecho nunca y menos aún en la panificadora. Pero un día que venía mi prima Alexia a comer, me lanzé al experimento. El resultado fue un pan tierno, de miga densa y muy aromático, que acompaña muy bien asados o carnes a la plancha.
Tostado al día siguiente, con un chorrito de aceite y jamón ibérico, es un desayuno de lujo (con tomate ya es el no va más), muy mediterráneo y uno de mis favoritos.

Música recomendada: God Only Knows (Switchfoot, 2005)

Ingredientes:
(para una hogaza de unos 700 g)

280 ml agua templada
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de leche en polvo
2 cucharadas de orégano seco
3 dientes de ajo triturados
475 g de harina de fuerza
1 cucharada de azúcar
1 sobre de levadura de panadería

Preparación:

Con panificadora
Echamos en la cubeta los ingredientes en el orden que indica el fabricante, normalmente líquidos primero y el resto después.
Seleccionamos el programa de horneado rápido (1h 40', en la mía) y, si nos da la opción, el tamaño del pan (750 g). En el primer amasado añadimos una cucharada de agua o de harina si vemos que la masa queda muy seca o muy húmeda.
Cuando le queden unos 10 minutos para finalizar, tapamos la ventana superior y la rejilla con un paño de cocina. Así se dorará más por la parte superior.
Cuando finalice abrimos la tapa y dejamos enfriar unos minutos en la cubeta. Después desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla antes de partirlo.

Sin panificadora
Amasamos los ingredientes a mano en un bol, añadiendo una cucharada de agua si vemos que la masa queda muy seca y es difícil manejarla, o una cucharada de harina en el caso contrario.
Hacemos una bola con la masa, tapamos el bol con film transparente o con un paño de lino o algodón húmedo y dejamos reposar unos 30 minutos o hasta que doble su tamaño.
Le quitamos algo de aire a la masa, damos forma al pan (podemos colocarlo en un molde de plum cake) y lo volvemos a tapar hasta que leve (también hasta que doble su tamaño). 
Precalentamos el horno a 250ºC con ventilador y colocamos un cacharro con agua o paños mojados en la parte de abajo. Al meter el pan bajamos la temperatura a 200ºC y horneamos unos 25 minutos.
Lo dejamos enfriar unos minutos en su molde o en la bandeja del horno y después lo colocamos sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo.

entre col y col, beluga


Nota: si cortamos el pan en rebanadas y lo congelamos, lo podremos poner directamente en el tostador para descongelarlo y/o tostarlo, disfrutando de nuevo de un pan recién hecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario