lunes, 18 de noviembre de 2013

Pelmeni

entre col y col, beluga

Parece que el otoño ha llegado definitivamente a Madrid. Eso hace que nos apetezcan platos más contundentes, aunque a mí los pelmeni me apetecen siempre. De hecho la última vez que los pedí en un restaurante estábamos en pleno verano, así que terminé sudando pero contenta. Eran unos auténticos pelmeni rusos con un toque casero inconfundible. Por si alguien los quiere probar antes de lanzarse a la aventura de hacerlos, el restaurante en cuestión es La Troyka, en la calle Jardines, 11.
Los pelmeni son a la cocina rusa algo así como la paella a la española, es muy popular y existen distintas variedades según el relleno y la forma de doblar la masa. Yo me he decantado por los pelmeni siberianos, rellenos de carne de cerdo y ternera (mitad y mitad) y que se doblan como veréis más abajo uniendo las puntas de la empanadilla. Se suelen servir con caldo y nata agria espolvoreada con eneldo fresco picado. Yo he usado cebollino a falta de eneldo y el resultado es bastante bueno también. 
Con esta receta salen unos 40-50 pelmeni, que podemos congelar una vez rellenos (en crudo) para usarlos más adelante simplemente hirviéndolos hasta que floten. 

Música recomendada: Priglashitie, gospozhá (Alla Pugachova)


Ingredientes:
(6-8 personas)

Masa:
2 tazas de harina de todo uso (1 taza=235 ml)
1/2 huevo L batido
35 g de mantequilla
1/2 taza de agua helada (120 ml)
una pizca de sal

Relleno:
350 g de carne de cerdo picada
350 g de carne de ternera picada
1/2 cebolla pequeña triturada
sal y pimienta al gusto

Caldo de pollo o agua y sal para hervirlos.


entre col y col, beluga

Preparación:

Sin thermomix
Mezclamos el huevo con la harina. Añadimos la mantequilla cortada en dados y una pizca de sal. Añadimos el agua muy fría reservando un poco para añadir si quedara muy seca la masa. 
Amasamos hasta obtener una masa suave y lisa, la tapamos y dejamos reposar 30 minutos a temperatura ambiente.

Con thermomix
Echamos en el vaso todos los ingredientes de la masa, reservándonos un poco de agua para rectificar si hiciera falta y mezclamos en el programa de amasado (botón espiga) unos 5-8 minutos, hasta que tengamos una masa suave y lisa. Tapamos con el cubilete y dejamos reposar 30 minutos.

Mientras tanto, preparamos el relleno mezclando los dos tipos de carne con una cucharadita de sal, pimienta al gusto y la cebolla triturada. Se le puede añadir también algo de nata agria a la mezcla. Yo no lo hice.
Estiramos la masa con un rodillo y cortamos discos de unos 6 o 7 cm de diámetro, colocamos una cucharadita del relleno en el centro y doblamos la masa formando una empanadilla.
Unimos los extremos de la empanadilla y ya tenemos un pelmen listo. Repetimos esta operación hasta que se termine la masa o la carne y ponemos el caldo (o agua y sal) a hervir.
Echamos unos cuantos pelmeni y hervimos hasta que floten (unos 7-8 minutos). Podemos abrir el primero para comprobar el punto de cocción por si necesitaran algo más de tiempo. Es importante no echar la siguiente tanda hasta que el agua hierva otra vez a borbotones.
Servimos con unos cacitos del caldo, un chorrito de vinagre, nata agria y eneldo fresco picado (al modo tradicional), o bien escurridos con salsa de tomate picante georgiana (satsebeli). 

Nota: para congelarlos lo mejor es colocarlos separados en una hoja de papel de horno o un plato (yo uso tapas de tupper) y meter al congelador. Una vez congelados los metemos en bolsas y ya no se pegarán unos a otros. Para cocerlos tendremos que echarlos en el caldo hirviendo y dejarlos unos 10-13 minutos. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario