jueves, 7 de junio de 2012

Patatas a la importancia con mejillones y almejas

entre col y col, beluga

Las patatas a la importancia me transportan a casa de mis padres, aunque solía ser mi abuela materna la que las preparaba en grandes cantidades y nos las traía para comer. Ella las hacía más sencillas, sólo las patatas y la salsa verde, y estaban de muerte.  Encontré esta receta en el Gran Recetario de Arguiñano, aunque él la bautiza "patatas en salsa verde", y decidí fusionarla con la de mi abuela, que lleva ajo y perejil majados, un chorro de vino blanco y tiene un nombre más curioso. El resultado de la fusión fue un bombazo y por eso se merece estar aquí.


Música recomendada: el Canon de Pachelbel (y algo más, que esto lleva su tiempo)


Ingredientes: 
(4 raciones)

700 g. de patatas
200 g. de almejas
200 g. de mejillones
12 puntas de espárragos cocidos
2 cebolletas
1 diente de ajo
harina
huevo batido
aceite de oliva virgen
perejil picado
1 1/2 cucharada de vino blanco
sal


Preparación:

Pon las almejas en agua fría con sal unas horas antes para que suelten la arena que puedan tener. Limpia los mejillones y colócalos en una cazuela con dos dedos de agua a fuego vivo. Retira cuando se abran, cuela y reserva el caldo y saca los mejillones de sus conchas. Reserva.

Lava las almejas frotándolas enérgicamente unas con otras bajo el grifo con agua fría. Deja que se abran en una sartén con un chorrito de agua. Cuela y reserva el caldo junto con el de los mejillones y separa las almejas de sus conchas. Reserva con los mejillones.

Pela las patatas y córtalas en rodajas de 1,5 cm aproximadamente. Sazónalas, pásalas por harina y huevo batido y fríelas a fuego lento. Escúrrelas de aceite en papel absorbente.

Pon una cazuela grande al fuego con el caldo de las almejas y los mejillones y algo de agua (o caldo de verduras). Llévalo a ebullición e introduce las patatas con cuidado. 

Maja el diente de ajo con el perejil picado. En la sartén de haber frito las patatas deja un poco de aceite (una cucharada aprox.) y sofríe la cebolleta picada, incorpora el majado de ajo y perejil y remueve. Añade dos cucharaditas de harina, remueve y vierte el vino blanco. Deja que se evapore un poco y añade a la cazuela, limpiando bien la sartén con algo de caldo de las patatas. Deja hervir todo junto hasta que las patatas estén hechas.

Añade a las patatas los mejillones, las almejas y los espárragos escurridos y deja cocer a fuego lento unos 5 minutos. Listo para servir. 

2 comentarios :

  1. Esto tengo que probarlo, que rico!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues claro! Ya estás comprando los ingredientes... Seguro que te sorprende ;)

    ResponderEliminar