sábado, 11 de agosto de 2012

Bonito en escabeche

entre col y col, beluga

Cuando aprieta el calor hasta límites que sólo nuestros veranos y los del Sáhara conocen, es tiempo de platos ligeros y, a ser posible, fresquitos o del tiempo. Es tiempo de escabeches, que podemos conservar en la nevera y dejamos atemperar un rato antes de servir. El guiso dura muchos días y se puede servir también de aperitivo, cortado en lonchas finas, montando tostas con un buen pan. 

Es una receta familiar y propia de esta época, temporada del bonito, que se tarda en preparar unos 20-30 minutos como mucho, y que cunde bastante, por lo que no resulta un plato caro. Para no desperdiciar aceite buscaremos una cazuela que se ajuste al tamaño de la rodaja de bonito (dejando 1,5-2 cm alrededor) y mediremos el líquido con agua hasta que le cubra someramente, teniendo en cuenta que usaremos luego 2 medidas de aceite por cada medida de vinagre. Como todos los escabeches, está mejor con el paso de los días.

Música recomendada: Desert Sand (UB40, Promises and Lies, 1993)

Ingredientes:
(8 raciones)
1 rodaja de bonito de unos 750 g (y 5 cm de grosor)
3/4 cebolla
3 dientes de ajo sin pelar
2 hojas de laurel
pimienta en grano (15-20 bayas)
2 vasitos de los de vino de aceite
1 vasito de los de vino de vinagre
sal

Preparación:
Una vez medido el líquido que necesitamos, calentamos el aceite en la cazuela (doble que vinagre) a fuego medio.
Pelamos y partimos la cebolla en juliana. Rehogamos unos minutos en el aceite, hasta que tome color. 
Añadimos el vinagre, el laurel, los dientes de ajo lavados, la pimienta en grano y el bonito con sal. 
Cocemos a fuego medio según su grosor. Para 5 cm de grosor, 6-7 minutos por cada lado.
Pinchamos con un palillo largo y si no sale líquido, está cocido. 
Dejamos enfriar y conservamos en el frigorífico. 
Cuando vayamos a servir, sacaremos unos 20 minutos del frigorífico para que el aceite se licúe y no esté demasiado frío. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario