miércoles, 1 de agosto de 2012

Ensalada de alga wakame y pimiento rojo

entre col y col, beluga

Esta es una refrescante y original ensalada, cuya receta me inventé hace tiempo, cuando encontré este tesoro en mi primera tienda de productos orientales, Tokyo-ya. El sichimi togarashi es de incorporación reciente, me encanta su toque picante. Como tenía una latita de maíz en la nevera, le añadí un poco para ver si le iba bien y sí, le va bien, aunque sólo con las algas, el pimiento rojo y el sésamo es suficiente para disfrutar de una ensalada especial. 
Hace mucho tiempo, cuando en el cole estudiábamos Soci (ciencias sociales), nos dijeron que los japoneses comían algas, que eran muy sanas y tenían muchas vitaminas. A mí se me quedó grabado a fuego y, por supuesto, las probé en cuanto se me presentó ocasión. Pero fue nori el alga que primero probé y me enganchó, en forma de sushi. 
Entre las propiedades de las algas wakame tenemos su alto contenido en yodo, calcio y vitaminas del grupo B, lo que la hacen indicada para prevenir hipotiroidismo, osteoporosis, astenias, reduce el colesterol (lo pienso comprobar), es remineralizante y te deja más rubia.
 

Música recomendada: Beyond The Sea (versión de Robbie Williams para Buscando a Nemo, 2003)

Ingredientes:
(2 raciones)
alga wakame deshidratada (un puñado, unas 3 cucharadas)
pimiento rojo (una tira de unos 10x4 cm) 
2 cucharaditas de maíz dulce (opcional), no transgénico
sésamo crudo 
salsa de soja
zumo de lima o vinagre de arroz
aceite de sésamo (1 cucharadita)
aceite de oliva (1 cucharadita)
sichimi togarashi (opcional)


entre col y col, beluga
Alga wakame, hidratada a la izquierda, deshidratada a la derecha.


Preparación:
Hidratamos las algas en un bol con agua templada. Tardarán unos 5-10 minutos en abrirse.
Mientras tanto, vamos troceando el pimiento rojo.
Echamos las algas en un colador y lavamos bajo el grifo. Dejamos escurrir unos minutos.
En un bol colocamos las algas y las mezclamos con el pimiento picado y el maíz dulce (opcional). Sazonamos con un poco de salsa de soja, un chorrito de zumo de lima (o vinagre de arroz), el aceite de sésamo y el de oliva. Removemos.
Al servir, espolvoreamos con sésamo crudo y un poco de sichimi togarashi (si nos gusta el picante).

No hay comentarios :

Publicar un comentario