miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pan de sésamo

entre col y col, beluga

Esta es una receta de directo al paladar que tuve que hacer nada más verla. El resultado me gustó bastante, el del segundo intento, porque en el primero utilicé levadura caducada y no os lo recomiendo. Aunque sea levadura de panadería en polvo, no subirá y obtendréis un mazacote de pan, con buen olor, pero como un ladrillo de miga apelmazada. 
Utilicé harina de fuerza de la marca Aragonesa y le eché un poco más de agua que en la receta original, unos 20 ml, porque al comprobar el amasado vi que quedaba algo de harina sin incorporar a la masa. Cuando os pase esto, id añadiendo agua, pero muy poquita, y si hace falta más, añadís otro poquito. La masa debe quedar lisa, suave y elástica.

Si tostáis el sésamo en una sartén, no lo hagáis a muy alta temperatura. Id removiendo las semillas hasta que tengan un tono dorado y desprendan un agradable aroma. Si se calientan demasiado empezarán a saltar como si fuera maíz.
Como es un pan sin masa madre, conviene cortarlo y congelarlo en cuanto se enfríe. Luego bastará con sacarlo del congelador y directo al tostador para volver a tener pan recién hecho.


Música recomendada: Ho Hey, The Lumineers (2012)

Ingredientes:
(para una hogaza de unos 700 g)

275 ml de agua (templada), yo usé 295 ml
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de leche en polvo
2 ó 3 cucharaditas de semillas de sésamo tostadas
475 g de harina de fuerza
1 cucharada de azúcar
1 sobre de levadura seca de panadería (p.ej. Maizena)

Preparación:

En panificadora:
Sacamos el molde de la panificadora y le colocamos la pala amasadora. 
Echamos en el molde los ingredientes, en el mismo orden que aparecen, terminando con la levadura.
Encajamos el molde en la panificadora, cerramos la tapa y programamos en el programa rápido (1h 40', en la Primo), tostado medio (tamaño 750g, si permite elegir, en la Primo no se puede elegir el tamaño del pan en este programa). Tengo que probarlo con el ultrafast (58'), pero creo que habrá que añadir tiempo de horneado.
Cuando le queden unos 20 minutos, tapamos la ventanita superior con un paño de cocina para que se dore también por la parte superior. También podemos humedecer la superficie con agua (con un pincel) y añadir unas semillas de sésamo, pero muchas se caen al desmoldarlo y cortarlo.
Desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla. 


Tradicional:
En un bol vamos añadiendo los ingredientes en el orden que aparecen más arriba, terminando con la levadura. Amasamos hasta obtener una bola lisa, suave y elástica. La tapamos con un paño de algodón húmedo y dejamos reposar una media hora (doblará su tamaño). 
Le damos forma al pan y lo horneamos a 200ºC unos 20-25 minutos. Para una corteza crujiente podemos colocar en el horno una olla con paños húmedos o un bol con agua en la parte inferior.

No hay comentarios :

Publicar un comentario