martes, 9 de julio de 2013

Mermelada de cerezas

entre col y col, beluga

Hace unos días mi tío Jesús, que tiene la suerte de tener un cerezo, me regaló un kilo andaluz de cerezas y, como yo sola no me las iba a comer todas (aunque podría) y me encanta tener mermelada casera para echar una cucharadita en el yogur o untar el brioche para el desayuno, me puse manos a la obra con mi thermomix.
Me salió suficiente para regalar estos dos tarros a mis hermanos y el diseño de las etiquetas me ha llegado hoy de manos de mi diseñador gráfico y gran amigo, Antonio Castillo, que es quien ha diseñado las etiquetas, tarjetas y demás elementos de Cookies in the city, incluido el avatar de Alpargata O'Jara. 
Aunque la receta es del libro de thermomix (con menos azúcar), puede hacerse a la antigua usanza, cociendo la mezcla en una cacerola a fuego medio-bajo y removiendo de vez en cuando. 

Música recomendada: Cherry Lee (Dover, Late at night, 1999)

Ingredientes:
700 g de cerezas
600 g de azúcar (o incluso menos, según la receta original serían 700 g de azúcar)
1 limón bien pelado y sin pepitas


entre col y col, beluga


Preparación:
La noche anterior le quitamos los huesos a las cerezas y las dejamos reposar en un bol envueltas con el azúcar. Yo las dejo una media hora en la encimera de la cocina y luego en la nevera toda la noche para que no fermente con el calor.

Con thermomix:
Echamos las cerezas con el jugo que habrán soltado y el azúcar en el vaso Thermomix. 
Pelamos un limón quitándole la parte blanca y las pepitas. Lo troceamos en 4 partes y lo añadimos al vaso. Trituramos 6 segundos a velocidad 4. 
Programamos 30 min., temperatura 100ºC, velocidad 2.
Si queda muy líquida, programamos a temperatura Varoma de 5 en 5 minutos. Hay que tener en cuenta que espesa al enfriarse. 

Sin thermomix:
Dejamos también reposar la fruta limpia y deshuesada con el azúcar toda la noche.
Añadimos el limón pelado y sin pepitas.
Hervimos a fuego medio-bajo durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Si queda muy líquida dejamos que hierva 5 ó 10 minutos más. Hay que tener cuidado de no pasarse porque el azúcar se podría caramelizar, echando a perder la mermelada. 
Trituramos con una batidora hasta obtener la textura deseada.

No hay comentarios :

Publicar un comentario