lunes, 6 de enero de 2014

Roscón de Reyes

entre col y col, beluga

Ya, ya sé que debería de haber publicado esta receta un poco antes, pero aunque este roscón es del viernes, el ajetreo de las fiestas no me ha dejado un solo minuto libre. Sé que muchos lo entenderéis y también que a muchos os gusta tanto este dulce, que bien lo podéis preparar para el próximo fin de semana, para vuestro cumpleaños o cuando más os apetezca a lo largo del año. La fruta escarchada la compré en Lidl, en una barqueta de plástico que viene con naranja, cidra de tres colores y guindas. Hay quien no soporta la fruta confitada, pero tengo una buena noticia: el roscón queda también estupendo con guindas (hay que ponerle una nota de color), almendra laminada y azúcar con agua, aunque se os secará antes y será mejor rellenarlo para conservar su humedad. La receta es de Ma petite boulangerie, y está rico, rico. 
Al turrón, digo, al roscón:

Música recomendada: Ya vienen los Reyes (villancico)

Ingredientes:
(para un roscón del tamaño de la bandeja del horno o dos roscones medianos)

Masa madre (la noche anterior):
100 ml leche tibia
100 g de harina de fuerza
50 g de levadura fresca de panadería (Levital)

Masa
100 ml de leche
20 g de agua de azahar 
3 huevos
125 g de mantequilla
170 g de azúcar
piel rallada de una naranja
piel rallada de medio limón
1/2 cucharadita de canela molida
1 pizca de sal
570 g de harina de fuerza
1 ampolla de esencia de vainilla

Decoración
1 huevo batido
cerezas en almíbar
100 g de almendra laminada o en granillo
fruta escarchada variada
azúcar humedecido

Preparación:

La noche anterior colocamos los ingredientes de la masa madre en la cubeta de la panificadora en el orden que aparecen y conectamos el programa de amasado. En thermomix, mezclamos a vel. 5-7 hasta que estén los ingredientes bien integrados. Si lo hacemos a mano podemos usar la batidora eléctrica. 
Desconectamos la panificadora a los 15 min. aproximadamente (cuando veamos que está) y dejamos que repose toda la noche.

Al día siguiente por la mañana añadimos el resto de ingredientes a la masa madre (los huevos previamente batidos y la mantequilla a temperatura ambiente) y conectamos el programa de amasado, dejando que amase durante una media hora. En thermomix usaremos vel.7-8 hasta tener una masa homogénea. A mano, batiremos hasta tener nuestra masa (es bastante pegajosa, conviene ponerse aceite en las manos para manejarla mejor).

Ponemos la masa en un bol aceitado (o dos, si queremos hacer dos roscones) y dejamos leudar una hora y media aproximadamente, hasta que doble su volumen.

Volcamos la masa sobre papel de horno ligeramente aceitado y damos forma de bola. Dejamos reposar 5 minutos y colocamos sobre la bandeja de horno. Hacemos un agujero en el centro de la bola y abrimos, haciéndolo cada vez más grande. Colocamos la sorpresa. Dejamos levar durante una hora.

Precalentamos el horno a 210ºC.

Pintamos el roscón con huevo batido y lo decoramos al gusto con las cerezas, la fruta confitada, almendras y azúcar. Para el azúcar tomamos dos cucharadas de azúcar en un bol y le añadimos unas gotas de agua. Removemos con una cuchara y listo.

Horneamos durante unos 20 minutos (si hacemos los dos roscones medianos) o 40-45 minutos (si hacemos el roscón grande), con la función horno y ventilador. Si hiciera falta, podemos conectar también el grill en los últimos 10 minutos. Si vemos que se dora rápidamente, lo tapamos con papel de aluminio.

Pinchamos con un palo de brocheta para comprobar que esté hecho (si sale seco el palo, está hecho) y dejamos unos 5 minutos en el horno apagado. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Buen provecho y Felices Reyes!

No hay comentarios :

Publicar un comentario