viernes, 7 de febrero de 2014

Bundt cake de calabaza, manzana y nueces

entre col y col, beluga

Estos días grises y lluviosos no ayudan mucho a la hora de tomar fotos. Yo soy más de luz natural pero, por otra parte, tengo que reconocer que este tiempo de perros anima a usar el horno y preparar deliciosos bizcochos para el desayuno o la merienda. Repostería casera, sana y natural. Os sorprenderá el toque de las especias y la humedad que aporta la calabaza a este bizcocho jugoso y esponjoso.
La receta original es de el rincón de Bea, pero a mí me pasa como a ella, que es difícil calcular cuánta calabaza hace falta para obtener cierta cantidad de puré y como me quedé un poco corta, utilicé el mismo truco que le había leído a Bea en otra receta: completar la cantidad con puré de manzana. Algunas cantidades (sobre todo la de azúcar) están modificadas y yo he usado harina integral y azúcar de caña integral con melaza (más aromático), pero para gustos los colores. 
El molde lo vi en velocidad cuchara y me pareció que me llamaba desde algún estante estadounidense, así que tuve que traérmelo debajo del brazo y encantada (con lo que pesa) por haber dado con él. Aquí se puede encontrar también, pero casi dobla su precio. Se llama Heritage y es de Nordic Ware

 Música recomendada: Follow the yellow brick road (The Disneyland LP Songs From The Wizard of Oz, 1969)

Ingredientes:
(para un molde de bundt cake de unos 25 cm de diámetro / 10 tazas)

250 g de harina de trigo integral
1 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
2 cucharaditas de canela en polvo
1 cucharadita de macis en polvo (o nuez moscada)
1/2 cucharadita de clavo molido
3/4 cucharadita de sal
4 huevos L (grandes)
200 g de azúcar de caña integral (mejor si es con melaza)
250 ml de aceite de oliva (yo uso virgen extra)
300 g de puré de calabaza (unos 480 g de calabaza)
100 g de puré de manzana reineta (1 manzana grande)
100 g de nueces troceadas

Preparación:

El puré de calabaza y el de manzana pueden ser envasados, si no, conviene prepararlos con antelación para ponerlos a escurrir unas horas y que pierdan todo el líquido posible. Se pueden cocer y triturar, pero yo prefiero cocinarlos al vapor para que tengan menos humedad. En thermomix ponemos a calentar medio litro de agua, 7 minutos, vel. 1, temperatura Varoma, y colocamos el cestillo con la calabaza troceada. Se programa 10 minutos y luego de 5 en 5, a vel.1 y temperatura Varoma, hasta que al pincharla con un tenedor esté blandita. La mía estuvo lista en 20 minutos. La manzana, en 10 minutos. 
Sin thermomix cocemos o cocinamos al vapor por separado la calabaza y la manzana. Trituramos por separado (en tmx a vel. 5-7) y dejamos escurrir en un colador un par de horas (o toda la noche). Comprobamos el peso para obtener 400 g en total.

Precalentamos el horno a 200ºC.
Tamizamos juntos la harina, el bicarbonato sódico, la canela, macis, clavo y sal y reservamos. El salvado que queda en el colador o cernidor lo añadimos a la mezcla. En thermomix podemos tamizar programando 45 segundos a vel. 3. Reservamos.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen (tmx: vel.4, 2-3 minutos) y vamos añadiendo el aceite en un hilo hasta que esté incorporado. Quedará emulsionado. 
Añadimos el puré de calabaza y el de manzana, previamente pesados, y mezclamos.
Incorporamos los ingredientes secos en tres veces y batimos sólo hasta que estén integrados (en tmx, a vel. 4-5, unos segundos).
Añadimos las nueces y mezclamos con la espátula.
Vertemos la masa en un molde de bundt cake engrasado y horneamos en la rejilla a 180ºC, con calor arriba y abajo, unos 40-50 minutos, hasta que al pincharlo con un palito de brocheta éste salga limpio y seco. 
Dejamos enfriar sobre una rejilla 10 minutos y desmoldamos sobre otra rejilla, dejando que se enfríe completamente antes de servir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario