domingo, 30 de julio de 2017

Arroz tres delicias versión española

entre col y col, beluga

Lo prometido es deuda, así que aquí está la receta para Carlos y todos los amantes de la cocina china. En realidad, se trata de una receta de aprovechamiento, así que se pueden utilizar otros ingredientes sin problema. Yo cambié el jamón cocido por jamón serrano, para una versión diferente. El que suelen servir en los restaurantes chinos de nuestro país lleva guisantes, zahahoria, tortilla y jamón cocido, en algunos sitios gambas y brotes de soja y algún ingrediente más. Yo tenía sobras de brocoli al vapor, así que fueron al wok también. Pueden incorporarse restos de pollo o carne y gambas. 
Lo importante es que el arroz esté refrigerado, mejor si es del día anterior, y echarlo frío en el wok. Así no se deshace y queda consistente. La grasa que usan en los restaurantes suele ser manteca, pero yo usé aceite de oliva virgen usado para freír carne (filtrado, el aceite de oliva puede reutilizarse varias veces y en este caso le aporta más sabor a la receta). Podéis usar otro aceite también.
El jengibre es un elemento que, como el cilantro, tiene seguidores y detractores. Yo no le puse jengibre a mi plato, pero la próxima vez lo haré, para ver qué pasa. Me gusta, pero en pequeñas cantidades, así que si lo uso soy bastante comedida. Como con casi todo lo demás en esta receta, que cada cocinero elija sus ingredientes para preparar un arroz frito original.

Música recomendada: The Flower (Traditional Chinese Music)

Ingredientes:
(4-5 raciones)

350 g de arroz blanco cocido (frío)
un puñado de guisantes congelados (unos 50 g)
un puñado de jamón serrano en taquitos (unos 70 g)
1 zanahoria
1 huevo L
brocoli al vapor, unos 150 g (opcional)
jengibre fresco o en polvo (opcional)
salsa de soja
aceite de oliva o manteca
agua


Preparación:

Batimos el huevo y preparamos una tortilla francesa no muy cuajada (se terminará de cuajar en el wok). Reservamos.
Cocemos los guisantes congelados en un cazo con agua y sal durante 5 minutos. Reservamos.
Preparamos el brocoli al vapor (10 minutos) y reservamos.
Ponemos el wok al fuego y le ponemos el aceite o la manteca. Cuando esté caliente, bajamos el fuego, echamos los taquitos de jamón y removemos unos segundos, sin dejar que se fría demasiado (quedaría duro). Reservamos.
Añadimos al wok el jengibre (si lo vamos a usar fresco), con cuidado de que no se queme, la zanahoria en juliana, salteamos y añadimos el brocoli.
Vertemos en el wok 2 cucharadas de salsa de soja y añadimos los guisantes, el jamón y la tortilla en tiras, removiendo bien. Si usamos jengibre en polvo, lo espolvoreamos sobre las verduras.
Por último, añadimos el arroz por tandas y vamos envolviento con el resto de ingredientes.
Rectificamos de sal y servimos caliente como plato principal o como guarnición.

No hay comentarios :

Publicar un comentario