miércoles, 6 de junio de 2012

Ensalada César

entre col y col, beluga


El verano ya está a la vuelta de la esquina y el calor parece haberse instalado ya con nosotros. Es época de gazpachos, ensaladas y platos ligeros, así que por qué no estrenar el blog con una ensalada mítica como la ensalada César. Me he basado en la receta de Ferrán Adriá en su libro "La comida de la familia", si bien yo he utilizado el huevo entero en lugar de sólo la yema y lechuga trocadero en lugar de romana. Que la disfrutéis. 


Música recomendada: Banana Pancakes (Jack Johnson, In Between Dreams,2005)


Ingredientes: 
(2-3 raciones )

1 lechuga romana (o trocadero)
40 g. de queso parmesano (para rallar)
2 filetes de anchoa (o 3, si son pequeños)
1 huevo
1/2 diente de ajo
1 cucharada de vinagre de Jerez
5 cucharadas de aceite de girasol
30 g. de picatostes


Preparación:

En el vaso de la batidora disponemos el ajo pelado, los filetes de anchoa y la yema (o el huevo entero). Se tritura y se emulsiona, añadiendo el aceite hasta obtener la consistencia de una mahonesa. Añadimos entonces el vinagre y 20 g de queso parmesano recién rallado. Esta salsa se puede conservar unos 5 días en el frigorífico. Yo la utilicé para 3 ensaladas individuales.

Limpiamos bien la lechuga y la cortamos en trozos de unos 4 cm (yo prefiero trocearla a mano). Se mezcla la lechuga con la salsa y se dispone la ensalada en una fuente. Se añaden entonces los picatostes y se espolvorea con el resto del queso recién rallado. 

Nota: ésta es la receta básica de la ensalada César, se le puede añadir pollo a la plancha convirtiéndose en plato único. Como toda ensalada, admite muchas variaciones. A mí me gusta añadir tomates mini kumato partidos por la mitad. 


5 comentarios :

  1. Hola!

    Un buen comienzo!! Esta es de mis ensaladas favoritas!! Yo le añado pollo y lo hago plato único, pero de acompañamiento es una buena opción. Muy sencilla de hacer y de comer..!

    Buena suerte en la cocina y blog!!!

    Pd: la música para recomendar es genial! Es mientras cocinas o para comer?

    ResponderEliminar
  2. Gracias, cuñá anónima... La música es para cocinar con el espíritu en buena onda, pero también puede ser para comer, a gusto de cada cual. El caso es alimentar cuerpo y espíritu ;)

    ResponderEliminar
  3. Una ensalada con aceite de girasol, no puede estar buena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo, en este planeta nunca llueve a gusto de todos. No obstante, te alegrará saber que eres libre de usar aceite de pepita de uva, de sésamo, de oliva o de ricino, igual que yo he utilizado lechuga trocadero en lugar de romana, o el huevo entero en lugar de sólo la yema. Espero haberte abierto nuevos horizontes.

      Eliminar
  4. El de ricino no me gusta, al igual que el de colza: demasiada connotación negativa.
    Donde esté un buen aceite de oliva virgen extra, que se quiten los sucedaneos. Aunque efectivamente: para gustos, los paraguas bajo los que guarecerse de esa lluvia que nunca cae a gusto de todos :-)
    Un saludo.

    ResponderEliminar