viernes, 26 de enero de 2018

Borsch en olla rápida



entre col y col, beluga


La cocina rusa, tan variada como rica, cuenta con una amplia gama de sopas espectaculares. A lo largo de mis viajes por tierras rusas, he podido probar muchas de ellas, casi todas gracias a mi amiga Arantza, compañera de aventuras y fríos inesperados. Nada mejor para entonar el cuerpo y protegerlo de las inclemencias del exterior que una sopa calentita y recién hecha. Aran, para ti especialmente y con todo mi cariño y mi deseo de verte restablecida pronto, publico esta receta que te traerá tantos buenos recuerdos como a mí.

El borsch es de origen ucraniano pero, como todo lo bueno, su receta se ha extendido por casi toda Europa central y oriental y hay variaciones en sus ingredientes. Habitualmente lleva remolacha, patata, zanahoria, repollo, cebolla y caldo de ternera, pollo o verduras. En algunos lugares se sirve con carne de ternera, guisantes, setas y también puede tomarse fría.
Esta receta es una versión rápida y fácil. La versión completa incluye preparar el caldo, pero eso lo dejamos para otro día, hoy toca receta exprés. Ah, se me olvidaba: podemos conservar el borsch en la nevera unos 3 o 4 días sin problema. Es uno de esos platos que mejoran al día siguiente.