jueves, 6 de diciembre de 2018

Pollo a la cerveza con aceitunas #crockpot

entre col y col, beluga

Para quien no lo haya probado nunca podría resultar un poco extraño usar la cerveza en un guiso, pero es un recurso que suelo olvidar y, además de ser algo muy socorrido, da un resultado excelente. 
Quería preparar un par de cuartos de pollo de una forma diferente y, a la vez, fácil y sin complicaciones, por lo que no hay verduras troceadas en este plato, aunque se pueden añadir si se dispone de un poco de tiempo. Habría que echarlas encima del pollo y, si se puede, saltearlas en una sartén para que no queden muy cocidas. Yo he recurrido a las setas y las aceitunas porque es lo que tenía a mano, pero podéis probar con otras combinaciones. Seguro que resulta tan rico como este pollo. 
Si no tenéis olla de cocción lenta el resultado no será el mismo, pero por supuesto que podéis hacer la receta en una olla convencional (el pollo estará hecho tras unos 20 minutos de cocción). Podéis saltear todos los ingredientes y luego añadir la cerveza (habrá que añadir más pasados unos minutos, en la crockpot apenas se evapora líquido).
 

miércoles, 25 de abril de 2018

Garbanzos con repollo #olla rápida


entre col y col, beluga

Aunque el frío parece que ha emprendido camino a otras tierras y por fin brilla el sol intensamente, este plato de cuchara todavía puede tener un lugar para ese día en que te apetece un buen guiso de legumbres.
Mucho más ligero que el cocido, sin carne ni apenas grasa, este plato vegano es fácil y rápido de preparar y, además, se puede congelar en raciones a nuestra conveniencia. Yo suelo preparar una olla de 3 litros, preparo unos tupper y congelo para darme la alegría semanas más tarde de tener preparada la comida con solo sacar el tupper del congelador la noche anterior.  
Conocí este plato gracias a mi amiga Mariola, que me dio la idea hace muchísimo tiempo (no creo que se acuerde, y eso que tiene una memoria prodigiosa), un día de esos raros en que una no sabe qué hacer con lo que tiene en la nevera. Así que, con todo mi cariño, Mariola, gracias, por estar ahí y ser quien eres (y darme esta idea, claro). No sé ya si en tu receta había comino, es una especia que me encanta y como estaba en  esta receta de Otro día perfecto, pues fue la elegida. A disfrutarla.

miércoles, 7 de marzo de 2018

Paletilla de cerdo caramelizada a la mostaza #crockpot

entre col y col, beluga


Esta receta se llamaba originalmente "jamón de cerdo caramelizado" y me la dio José Luis, el marido de mi prima Alexia, después de probar el jamón que preparó en un evento familiar. Tuvo tanto éxito que casi todos le preguntamos por la receta y yo la preparé con una paletilla de cerdo para un cumpleaños con el mismo éxito. Originalmente esta receta se prepara en el horno, con mucha más cerveza y regando la carne de vez en cuando. Después de probarla con otras piezas de cerdo, decidí adaptarla para la crockpot y salió tan bien que la he vuelto a hacer varias veces. En la foto podéis ver un trozo de paletilla (en mi crockpot no cabe una entera), pero la receta va bien con una pieza de lomo o codillo. Además, no tarda demasiado en hacerse y se puede congelar para llevar al trabajo una tartera de luxe. Le acompaña bien un puré de patata espeso, una guarnición de verduras salteadas, setas, o bien una rebanada de buen pan con salsa sobre la que colocar los cortes. 
La salvia es mi toque personal, pero cada uno puede usar las aromáticas que más le gusten o ninguna. La receta original sólo lleva mostaza, cerveza y caramelo líquido.


viernes, 26 de enero de 2018

Borsch en olla rápida



entre col y col, beluga


La cocina rusa, tan variada como rica, cuenta con una amplia gama de sopas espectaculares. A lo largo de mis viajes por tierras rusas, he podido probar muchas de ellas, casi todas gracias a mi amiga Arantza, compañera de aventuras y fríos inesperados. Nada mejor para entonar el cuerpo y protegerlo de las inclemencias del exterior que una sopa calentita y recién hecha. Aran, para ti especialmente y con todo mi cariño y mi deseo de verte restablecida pronto, publico esta receta que te traerá tantos buenos recuerdos como a mí.

El borsch es de origen ucraniano pero, como todo lo bueno, su receta se ha extendido por casi toda Europa central y oriental y hay variaciones en sus ingredientes. Habitualmente lleva remolacha, patata, zanahoria, repollo, cebolla y caldo de ternera, pollo o verduras. En algunos lugares se sirve con carne de ternera, guisantes, setas y también puede tomarse fría.
Esta receta es una versión rápida y fácil. La versión completa incluye preparar el caldo, pero eso lo dejamos para otro día, hoy toca receta exprés. Ah, se me olvidaba: podemos conservar el borsch en la nevera unos 3 o 4 días sin problema. Es uno de esos platos que mejoran al día siguiente.